Reduce Los Nervios En El Momento De Pedir Inversión

Pedir inversión para tu negocio, suele ser algo bastante complicado, que altera el estado anímico hacia los nervios y el malestar. Vamos a tratar de cambiar este estado anímico, y prepararte para que sea más sencillo que te concedan esa inversión.

Cuál Va A Ser Tu Negocio Antes De Pedir Inversión

Primero de todo, debes saber qué tipo de negocio vas a montar, por el cual, posteriormente, pedirás una inversión. Me imagino que lo sabes, pero este punto es clave. Si estás pensando en pedir inversión, es porque ya tienes tu negocio en mente. Y si no es así, debes tenerlo. Por lo tanto, partimos de la base de tener una idea.

Cuál Va A Ser Tu Negocio Antes De Pedir Inversión

Cuando ves que esa idea podría funcionar, debes ver cómo lo quieres enfocar y evaluar todas las opciones que tienes. Y si no son todas, al menos todas aquellas que se te ocurran. Por supuesto, la cosa no queda ahí, y nos tocará formular hipótesis que serán ciertas y otras erraran, pero así es el proceso. Y, por último, experimentar y aprender de esos experimentos que hagas. Tanto si salen bien, como si no salen como esperabas.

Factores A Tener En Cuenta

Cuando vas a pedir inversión, debes tener un par de factores en cuenta.

Qué Nivel De Incertidumbre Tienen Sobre Tu Idea: El nivel de incertidumbre de los inversores con tu idea, va a determinar en gran medida la cantidad de dinero que van a invertir en ella. ¿Tú invertirías más dinero en una idea que ves clara y que la entiendes bien, o en una que es totalmente opuesta? Pues con los inversores y su dinero ocurre lo mismo.

Es por ello que, para reducir el nivel de incertidumbre de los inversores, y aumentar las posibilidades de obtener una mayor inversión, debes darles datos que la reduzcan. Por eso mismo, debes hacer las pruebas y hacer los ajustes que creas convenientes.

Factores A Tener En Cuenta Cuando Pides Inversión

Qué Nivel De Incertidumbre Tienen Sobre Ti: El punto mencionado anteriormente, es realmente importante. Ya que un buen nivel de inversión, se va a conseguir reduciendo el nivel de incertidumbre que tengan sobre tu proyecto. Pero cuidado, que la incertidumbre no aparece únicamente con las ideas, sino también con las personas.

Si tienes una idea bien desarrollada, bien estructurada y resolviendo el mayor número de dudas posibles, ahora debes hacer que confíen en ti. Un emprendedor con una buena idea, es una buena inversión si sobre el papel parece encajar. Lo que no es una buena idea, es que ese emprendedor, genere incertidumbre con su actitud.

No puedes permitir, que cuando estés planteando la idea, tu cuerpo te delate. Delate señales de incertidumbre, nervios excesivos o incluso inseguridad. Porque cuando hay una inversión, no solo se hace sobre una idea y un proyecto, sino también sobre aquellas personas que la van a liderar.

Tener datos que te respalden, y gestos que refuercen tus palabras y evoquen tranquilidad; harán que tu estado anímico sea mucho más relajado y seguro.